diccionario privado SALVADOR DAL?ç proximo

5 La palabra esta hecha para confundir a Salvador Dal??

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

6 PROLOGO Dal?? es un monstruo. Dal?? se mueve, gesticula, canta, cuando no se olvida de cantar. Dal?? devora huesos de pajaritos, armaduras de mariscos, devora hombres y mujeres. Dal?? es el gran devorador. ¬øDe qu?© otra manera, si no, puede entenderse sea una especie de Dios omnipresente, omnisciente, omnilocuente, que dice todo lo que tenemos dentro, digerido, apenas asimilado, vomitado, rechazado en nosotros mismos? ¬øRepite Dal?? las ¬´palabras de la tribus? Es f?°cil caer en la historia harto repetida -por ?©l y por, los otros– de que Dal?? es reaccionario, fascista, admirador de Franco y de Hitler. En todo caso, siempre fue m?°s entusiasta hablando de la espalda de Hitler, cuya carne le parec??a de mujer y quer??a com?©rsela. A Franco ni siquiera le nombr?? las nalgas, si bien supo, desde siempre, que los m??sticos espa?±oles cagan y lanzan pedos como cualquiera. No soy yo. Es Dal?? el que lo dice. Pensando en Franco, repiti?? rodos los slogans habidos y por haber, pero nunca (que yo sepa) lleg?? a desear alg??n pedazo de carne del caudillo. Y conste que ?©l entiende que tragar la hostia es para la fe cat??lica una suerte de canibalismo, donde se depositan todas las hambres, morales e irracionales. A Dal?? le gusta el poder. Y por eso desear??a comerse a Hitler. Simult?°neamente, en esa expresi??n de deseos revela toda su (nuestra) potencia s?°dica, y como no puede hacer explotar por el aire a los seres humanos -a la manera de tantos poderosos- se contenta con destrozar pajaritos y hace crujir el exoesqueleto de los mariscos para llegar, libidinosamente, a su cuerpo gelatinoso. Dal?? se define a s?? mismo como jesuita y por 10 tanto, como hip??crita. Se vanagloria de ser la m?°s grande cortesana jam?°s habida. Se imagina tambi?©n (superlativamente religioso) a los hippies que peregrinan hacia Santiago de Compostela y; recapacita: es importante para el turismo. Dal?? compara, junta, sacraliza, a los arc?°ngeles y a los banqueros. Dal?? devora y caga dinero: esto se remonta a Apuleyo con su asno o a la gallina de los huevos de oro. Dal?? es un dios pagano. Como ese de los aztecas, que era el s??mbolo de la dualidad. Y a pesar de sus a veces categ??ricas afirmaciones, no puede renunciar a la dualidad. En el espejo de muchos, que es ?©l, encontramos la hipocres??a humanitaria de quien se roza con pr??ncipes y financistas y necesita acercarse a

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

7 los gitanos, porque a la hora de rendir cuentas hay que mostrase ‚Äúlimpio‚Äù. Casto en todo sentido como la coliflor. Dal?? sabe que en la Alemania de Hitler (o en cualquier dictadura semejante, pasando por Stalin, a quien tambi?©n alaba), los ¬´hist?©ricos¬ª como ?©l caen inmediatamente en la fosa com??n de los degenerados. A pesar de eso, pregona principios de macho inteligente, deposita a la mujer en la cocina o el telar, se siente, no obstante esclavo de Gala su mujer, denuncia (o alardea de) la homosexualidad de los surrealistas enamorados de Bret??n, o la de Garc??a Lorca, repite todos los estereotipos de la donna angelicata tal como le gustaba a Dante y los m??sticos que vinieron despu?©s. Dal?? engloba, exacerb?°ndolos todos los defectos y virtudes de nuestro Occidente cristiano. Y a riesgo de que nos quede algo en el tintero, aventuramos m?°s definiciones: Salvador Dal?? revela el absurdo de las convenciones y de las frases hechas. Dice ser ¬´cat??lico, apost??lico y romano¬ª, y agrega, inmediatamente, ¬´y tambi?©n rumano¬ª. Porque el disparate le ayuda a entrar y salir al mismo tiempo. Defiende la voz espiritual representada por el papa, y ?©l mismo se considera el papa de un nuevo humanismo, el del dinero, y de ese otro evangelio que viene de Quevedo: el del ojo del culo. ¬øHay alguna otra imagen tan expresiva como la de ese cuadro suyo, donde encaja la cara de Marilyn Monroe en la cabeza calva de Mao? El es, efectivamente un m??stico, pero con una virtud distintiva: la irreverencia. Buf??n de la burgues??a, traidor a la burgues??a y arist??crata converso, Dal?? dice, se desdice, inventa, ?©l mismo se hace objeto de un an?°lisis sociol??gico o psicol??gico. Se vanagloria de ser el producto buscado por la publicidad y, en ese gesto, muestra el reverso (¬øo la propia cara?) de tanto buscador mediocre de prestigio, subido a primer ministro de la pol??tica de cuerpos almas, gracias a las t?©cnicas de dominio de masas. Eso que (no se le olvida precisar el t?©rmino) ?©l llama cretinizaci??n. Lo del lenguaje preciso viene a cuemo porque, adem?°s, Dal?? escribe muy bien. Y a pesar de su consejo (‚ÄúPintor, no seas orador‚Äù), y a pesar de cr??ticos que se tomaron el consejo en serio, y opinan que la obra de Dal?? vale por encima de sus declaraciones, creo que literatura, pintura son en ?©l indisolubles. Lo mismo que su gusto por la cocina (‚ÄúPrimero quise ser cocinera‚Äù). La acci??n literaria de Dal??, o escrita refleja sus contradicciones, su lucidez, es un buen archivo de consulta para meterse a fondo en la comprensi??n de la obra pict??rica. Es, en

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

9 Para m?? el estar rodeado de amigos, es indispensable. Pinto durante todo el d??a, pero cuando termino lo que se dice el trabajo -que para m?? no es un trabajo, sino que es un juego contin??o- pues me gusta mucho el contacto con gente que me divierta, que me toque la guitarra. Realmente no se puede decir que tenga amigos. Uso a las personas para mi placer personal y en seguida que me interesan menos, no pienso m?°s en ellas. Los devoro con una gran facilidad. Yo me llevo muy bien con todo el mundo hasta que me dan una patada en el trasero. Breton me ech?? del surrealismo, como a Ernst, y desde entonces nos llevamos muy mal. Adoro a mis enemigos cuando son inteligentes tanto como detesto a los est??pidos que me defienden. Mi amistad con Lorca fue la m?°s entra?±able de todas. Comprend?? m?°s tarde lo que Lorca ten??a de pitag??rico. Sin mis enemigos no ser??a lo que soy. Afortunadamente. Lucho contra los Hombres, por M??. Soy un gentleman. En cuanto uno de mis amigos se muere, lo cubro de flores. AMISTAD ¬°Desdichados los pobres de esp??ritu que se dejan atar por los buenos sentimientos! AMOR

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

10 S??lo amo dos cosas: a Gala, mi mujer leg??tima, y al dinero. Es un recuerdo un poco extra?±o, y seguramente falso: haber visto a mi hermano -ni?±o o ni?±a- que lo estaban lavando, y de pronto, cuando lo volvieron de lado, que le estaban lavando las nalgas, en el sitio del sexo hab??a una especie de lunar negro o de hormigas, que es imposible se tratara de pelos, porque se trataba de un ni?±o. Yeso seguramente es la mezcla de un recuerdo er??tico m?°s posterior De una manera m?°s conforme a la religi??n, cat??lica, apost??lica y romana, el amor es el que, seg??n Unamuno, consiste en que si a la mujer le duele la pierna izquierda, uno siente el mismo dolor en la misma pierna izquierda. Yo antes de conocer a Gala cre??a que era, impotente y no hab??a hecho nunca el amor. Eso naturalmente, con mi imaginaci??n m?°s o menos desbordante, me llevaba a un estado de angustia, terrible. El hecho de haber sido con Gala, con la ” ??nica que he hecho el amor‚Äù, que no he vuelto a hacerlo con nadie m?°s que con ella, eso ha encauzado toda la “idea er??tica y amorosa de mi vida‚Äù Soy el marido m?°s fiel del mundo. Love Story: No he le??do la novela ni he visto la pel??cula, pero su ?©xito me parece sintom?°tico. Dentro de unos a?±os, el erotismo habr?° muerto. Lo primero que intent?© en Par??s fue acostarme con una ramera. Y sin embargo no pude. Me limitaba a mirada. Soy un impotente, no tanto como digo, pero sue?±o muchas veces con la levitaci??n, es decir, con la erecci??n. A??n los que no est?°n de acuerdo con Freud consideran

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

11 que el hecho de volar, es decir, evidentemente, el falo alado, es una v??scera humana que tiene la extraordinaria virtud de poder despegar. Yo mido las horas de sue?±o de Gala. La libertad sexual es muy mala, desde todo punto de vista. La m?°s grande cretinizaci??n -y empleo este t?©rmino en un sentido no peyorativo- es caer enamorado. Porque, entonces, uno se babea como un cretino. Ahora, con la promiscuidad, no hay m?°s posibilidades de caer enamorado. Creo que va a volver una cierta forma de amor cort?©s. Se va a pasar de la licencia total a un periodo de castidad. Permanecer casto siendo er??tico. El amor es fuerza, potencia, ingesti??n, digesti??n. Es sexo, es lengua, es diente, es zarpa, es caricia. Es dominio y sujeci??n, obediencia y rechazo. El erotismo es un camino real del alma de Dios. Se filtra por entre las estructuras moleculares. Para m??, es a base de angustia heterosexual. Explorando mi deseo, exploro mi vida. Yo tambi?©n vine a la conferencia de los cuatro grandes (par??s, 1960), pero de los aut?©nticos ‚Äúcuatro grandes‚Äù, es decir, Dante, yo, Beatriz y Gala. Estoy de una manera tajante contra la pornograf??a. Digamos trajamemente. A causa de nuestro emperador Trajano. Los grandes genios siempre producen hijos mediocres y no quer??a pasar por ese trance. La pornograf??a estuvo de moda en todo el mundo y fue superada. En Espa?±a tambi?©n ha resultado una novedad,


diccionario privado SALVADOR DAL?ç

13 Yo creo que el arte moderno es un gran desastre; pero, a pesar de esto, una cosa es cierta: el arte moderno es el ??nico que hoy existe, el ??nico que corresponde hist??ricamente a los tiempos que vivimos, los cuales tambi?©n son desastrosos. No debe confundirse con arte nuevo cualquier pirueta sobre la nada. El arte nuevo es arte vivo, el ??nico arte vivo que existe hoy, frente a un academicismo fr??o e insustancial. Pero, mucho cuidado, yo prefiero un cuadro pintado con oficio, con calidad, honradamente, a cualquier disparate de un se?±or que de buenas a primeras se me presenta como vanguardista sin haberme demostrado que conoce el oficio. Prefiero, repito, y estoy m?°s cerca de un acad?©mico con talento que de un joven sin ?©l, por m?°s extravagancias que haga. El artista debe formarse, gracias a la autoinquisici??n cotidiana de sus ensue?±os m??sticos, un alma dermoesquel?©tica como la que Unamuno atribu??a a Castilla, con los huesos fuera y la carne fin??sima y supergelatinosa del esp??ritu dentro, de manera que ?©sta no pueda crecer m?°s que hacia el cielo El ?©xito es el term??metro de la envidia de los artistas fracasados. Imaginaci??n, pero no fantas??a Ahora, lo verdaderamente importante es, la integraci??n de la vanguardia con el arte cl?°sico. Una vanguardia hiperrealista, como la del norteamericano Richard Estes: que es incluso, mejor que yo. El arte no sirve para nada. Y a m?? me interesa espec??ficamente lo totalmente in ??til; cuanto m?°s gratuito, mejor.

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

14 El arte es antibiol??gico. Todos los que hacen arte son un poco enfermos, d?©biles mentales, o man??aco-depresivos, o paranoicos como yo. El arte me sirve para compensar mi propia personalidad y para corromper a la gente sana. El arte es una m?°quina de guerra al servicio del deseo en su lucha contra la supremac??a del principio de realidad. Lo Importante es la li…mi…ta…ci…??nnnn! Maravillado por las virtudes de la tradici??n, repito la idea orsiana de que todo lo que no proceda de esta tradici??n es plagio. A Dios gracias, no quedar?° nada -m?°s que documentos- de estos dos azotes que son el arte moderno y el comunismo ruso. A Gala: Dios m??o, ¬°qu?© suerte que no seamos Rodin ni t?? ni yo! El hombre que m?°s detesto en el mundo es Auguste Rodin, porque es el autor de una escultura abominable que representa a un pensador, la cabeza apoyada en sus manos. En esta posici??n no se puede crear nunca. Ni defecar. El pensador de Rodin adopta una postura como si se estuviese cagando, no de estar pensando. Lucho contra la M??sica, por la Arquitectura. De Gaud?? me gusta su vitalidad. Tiene el cerebro en la punta de los dedos y de la lengua. Es un gustativo. Su arquitectura quiere encarnar la suma de sensaciones

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

15 golosas. Encarna el deseo del hombre. La Sagrada Familia es una gigantesca zona er??gena erizada como piel de gallina que atrae la caricia de la mano y de la lengua. Beethoven es el mayor criminal de la m??sica de todos los tiempos. Quiero consagrarme a la ??pera. Producir?© obras exclusivamente m??as: texto, l??rica y plasticidad. Vaya llevar a escena a Freud. Marx, Hitler, Lenin y Churchill. Los pintores son tontos. ¬°Tonos! Los m??sicos mucho m?°s. ¬°Los m??sicos son el acab??se de la estupidez! Me olvid?© de varias cosas. Entre otras de cantar. Tania Doris es firmeza, castidad y sobre todo, el prototipo carpetovet??nico cuyo ideal es Trajano Sarita Montiel es el cupl?© delicuescente mezclado con todas las clases de supergelatinas secretas, y ¬°ol?©! Di?°logo: -¬øEscribes m??sica? -No. La silbo… El snobismo es una mafia internacional qu?© llega hasta el fin del mundo. : El snobismo siempre ha sido ??til para todo el mundo art??stico. En m?? influyen la cultura griega y tambi?©n la fenicia. Incluso el arte de Gaud?? es una consecuencia del griego. Cuando hizo la Pedrera quer??a hacer un Parten??n. Pasan las luces solares a trav?©s de los cristales de colores y es espantoso el mundo de Sigmund Freud. Las cosas tenebrosas se ven afuera.

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

19 se acuerde de uno, hace falta siempre, en su primera juventud, darle un golpe en la pierna derecha. Encuentro muy voluptuoso cretinizar a la gente. Pero tambi?©n despertarla Yo siempre empleo la palabra cretino, no en el sentido perjudicativo, sino en el mejor sentido de la palabra, porque cuando uno se ha enamorado se vuelve casi como un cretino, incluso le caen las babas. Esto es lo que le pas?? a Dante y a muchos grandes genios, que con el eterno femenino se cretinizaron, hasta llegar a producir obras de arte inmortales. La cretinizaci??n es de tipo viscoso, gelatinoso. Me gustan los cretinos (los de Vel?°zquez, naturalmente). Eran los seres que pod??an tener contacto con las cosas sobrenaturales. Pero ahora s??lo quedan cretinos de mala cepa. No s?© que ha pasado No comprendo la estupidez voluntaria. Como vivimos en la ?©poca de los cretinos, la ?©poca de la sociedad de consumo, ser??a lamentable que yo me aprovechara de los cretinos de mi ?©poca para ganar m?°s dinero. Quiero mucho a los periodistas gran poder cretinizante sobre las masas. Erizo de mar El erizo de mar, basado en el dodecaedro, es un animal perfecto. Es la imagen del cielo. Grillos

 

 

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

20 Me interesan los grillos porque en su c??digo gen?©tico tienen el canto desde mucho antes de nacer. Gusanos l??gubres o inmortales (Picasso) Reciben ese nombre por su aspecto tan desagradable: todos son bizcos‚Ķ Lo de inmortales se debe al hecho de que, tantas cuantas veces se les corte la cabeza, ?©sta vuelve a reproducirse de forma asombrosa. Hormigas Las hormigas me horrorizan. En mi pintura pinto lo que me horroriza, lo demon??aco, y lo que me exalta, ang?©lico. Otro d??a, pongo bajo mi camisa una peque?±a abeja. Otra vez, coloco sobre mis ojos una caja llena de hormigas iluminadas con gotas fosforescentes. Otras veces, no hago nada. Moscas ¬°Amo la mosca, Insecto paranoico-cr??tico por excelencia! La mosca mediterr?°nea me encanta. Es un verdadero placer para m?? estar cubierto de moscas. ¬øNo ha pensado usted en el placer que puede dar estar cubierto de moscas? Las moscas mediterr?°neas son muy limpias. Parecen vestidas de alpaca de Gibraltar. El vuelo de la mosca de oliva es encantador. Estoy seguro de que los fil??sofos griegos estaban cubiertos de moscas. Cuando pintaba me pon??a az??car de d?°til en la punta de los bigotes, y un poco de miel en la comisura de los

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

21 labios, y me pon??a a esperar el gran momento de babar de satisfacci??n. Siempre que pinto baba de satisfacci??n. De modo que esperaba a que viniera la mosca, se parase en la comisura de la boca entreabierta y penetrara luego en ella. Cuando ya la ten??a dentro, cerraba la boca y la mosca hac??a ¬´Brrrrrrr¬ª… y la soltaba, y luego otra mosca, y otra:.. ¬°Qu?© cosa sibar??tica! Y sobre todo, si lo hac??a en verano, cuando toda Francia va en bicicleta en el Tour de France sudando por las cuestas, y la TV y la radio ven??an a hablar de los ¬´h?©roes de la ruta¬ª, y yo gozando con mi mosca. Y hay otra cosa que tambi?©n es importante, y es que cuando babeo y no me enjugo, se me forma en la comisura una especie de costra blanca que me prepara para recibir a otra mosca. Utilizaba az??car de d?°til porque era un apasionado de las moscas, pero de las limpias. No de las moscas que se pasean por la calva de los bur??cratas, que son repugnantes. Hablo de las moscas limpias de Port Lligat, que se pasean por detr?°s de las hojas de los olivos, y van como vestidas por Balenciaga, son limpias y verdaderamente maravillosas. Me parezco a una mosca. Yo soy el centro del mundo. Soy el genio de los genios Las moscas poseen en sus ojos peque?±os lentes parab??licos, que me permiten pintar en tercera dimensi??n. Pintar??a mi autorretrato parecido a la cabeza de una mosca simplificada Puerco El puerco es el que no retrocede jam?°s, se abre paso entre las inmundicias de la sociedad de consumo y avanza glotonamente.

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

22 Soy un puerco que va hacia el non plus ultra. Ese soy yo. Pero quitando el ¬´non¬ª y dejando el ¬´plus ultra¬ª, porque los puercos nunca retroceden; jesu??ticamente van de un lado a otro a trav?©s de mil viscosidades innumerables, pero siempre un paso m?°s adelante. Rinoceronte No me gustan ni los animales ni los ni?±o S??lo admiro al rinoceronte por su inmensa fuerza c??smica. Hace poco la princesa de Rethy me ofreci?? uno blanco, de una raza especial que se cr??a en el Congo. El cuerno del rinoceronte es la curva logar??tmica de la belleza. La descubr?? copiando La encajera de Vermeer de Delft. El divino puerco que soy yo -¬øolvid?© decirlo?- lleva un cuerno de rinoceronte. A decir verdad, soy un rinoceronte, pero con mostachos. El cuerno del rinoceronte machacado es un poderoso afrodis??aco. Lo bello y Eros son uno. Ese admirable animal no se contenta con llevar un sexo sobre su nariz; su coito dura cerca de una hora. Al estudiar el culo del rinoceronte descubr?? que representaba exactamente un girasol plegado. Saltamontes Lo que me ha hecho m?°s miedo es el saltamontes. Tiene una gran cantidad de sufrimiento m??stico. Cuando los chicos lo martirizan, su capacidad de sufrimiento es incalculable. Con la cabeza aplastada como una tortilla, vive mucho tiempo y se agarra a uno con fuerza. Yo he vivido mi infancia angustiado por los saltamontes. Es

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

23 saltamontes es un animal demon??aco con cara de caballo que sufre. El saltamontes, una delgad??sima pluma estilogr?°fica. BIGOTES (y otros pelos) Mientras todos se fijan en los bigotes yo hago lo que quiero detr?°s de ellos. Por la noche mis bigotes descansan. Se ponen lacios al quitarles la cera. Uso ¬´Pomada Hongroise¬ª, que ya exist??a en la ?©poca de Proust. El bigote es una constante hist??rica. El bigote de Hitler, por ejemplo, no pod??a ser de otra forma que era. Era una cruz sv?°stica debajo de la nariz. Los m??os son unos bigotes optimistas, alegres, velazque?±os, a diferencia de los de Nietzsche. Tengo complejo capilar. Temo que si me cortara el bigote no sabr??a pintar m?°s. Lo de Sans??n. Un catal?°n de la Edad Media, de la ?©poca de Leonardo (sic), Juan Bautista Laporta, cre??a que las cejas que como a Plat??n le cubr??an casi los ojos, y los bigotes muy largos, eran elementos indispensables para la creaci??n art??stica, que se comportaban como antenas, y hac??a una serie de comparaciones con mariposas de antenas extraordinarias que tienen un instinto superior a las otras mariposas que no las llevan.

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

24 Es la publicidad la que gusta de m??. Y precisamente ahora (1952), y en Espa?±a, me he enterado de que algo que quieren ser mis bigotes ha servido de base a un anuncio de material pl?°stico. Y eso no. He dado el asunto a mis abogados. El que yo movilice grandes cantidades de p??blico, totalmente gratis por mi parte, no quiere decir que me tenga que prestar a que me tomen el pelo. El bigote es el objeto propio que se interpone entre el mundo interior y exterior. Las puntas de las gu??as son puntos de relaci??n entre el modelo y el pintor El comunismo est?° en decadencia: F??jense: Lenin llevaba barba y bigote; Stalin, s??lo bigote. Y Jruschof estaba rapado. Como soy hombre precavido, tengo ya preparadas seis pelucas para pon?©rmelas. Adem?°s, esto de las pelucas me interesa mucho ??ltimamente. Ahora voy a lanzar en la revista Vogue la idea de que las mujeres tienen que volverse calvas. Pero los hombres, no. Yo voy a implantar la moda para que nosotros llevemos este invierno pelucas al estilo Luis XV, de distintos colores para las diversas horas del d??a. La mujer, con pelo o sin ?©l nunca ser?° inteligente, pero mi bigote no ha dejado de crecer. Como el poder de mi imaginaci??n. Mis bigotes, a diferencia de los de Nietzsche, ser??an afilados, imperialistas. ultrarracionalistas y apuntando al cielo, como el misticismo vertical, como los sindicatos verticales espa?±oles. Como no fumo, decid?? dejarme crecer el bigote; es mejor para la salud. Sin embargo siempre llevo conmigo una pitillera… repleta d?© bigotes estilo Adolph Menjou. Y cort?©smente, los ofrezco a mis amigos: ¬´¬øUn bigotito?¬ª )

diccionario privado SALVADOR DAL?ç

35 En El juego l??gubre, yo hac??a mi presentaci??n con la mierda, lo que, desde el puma de vista del psicoan?°lisis, ser??a interpretado m?°s tarde como el feliz presagio del oro que amenazaba -¬°felizmente!- derramarse sobre m??. DALI Autobiograf??a El lugar donde nac?? es Figueras. La fecha no se sabe, porque durante las revoluciones se quem?? mi partida de nacimiento, y como siempre hago las cosas a ojo, dije una ?©poca de mi nacimiento y mi padre dijo que no era verdad. En el fondo, no hemos podido verificado y no se sabe exactamente cuando naci?? Dal??. Pero yo creo que tengo sesenta, y tantos a?±os (dicho en 1969) Mi vida intrauterina termin?? el und?©cimo d??a del mes de mayo de 1904, a las ocho v cuarenta y cinco minutos: al nacer del vientre leg??timo de do?±a Felipa Dom?©nech. Mi hermano muri?? antes de nacer yo, de manera que cuando esto sucedi??, mis padres me dieron el nombre del hermano fallecido: Salvador. Toda mi ni?±ez la viv?? en el terror de pensar que yo era mi hermano y que estaba muerto en realidad. Comenc?© a hacer cosas extravagantes para atraer la atenci??n hacia m??, para demostrar que era yo mismo. Para corroborar que no era m?? hermano muerto. Era solitario, antisocial, y me meaba en la cama hasta los nueve a?±os, lo que es una cosa incre??ble. Me tuvieron que dar un regalo muy importante, un triciclo pero cada ma?±ana, por placer, me volv??a a mear en la cama.

Share