Cigopoemas (1/6)

Roberto Cignoni

 

 

 

Cigsurrealismo05

Niño, escúdate!
la cesárea de mundo a tu nacimiento
deslizó dolor a la boca
que te besa, un silencio
vigilante mientras dormías
se hizo escoria bajo el tambor de voces.
Orea los minutos. Disculpa
al que serás.
Voluble se volvió el corazón
al roturar un libro de sentencias
y una palabra, colocada de lado,
condujo mundo por los espectros del tiempo.
Niño, ?respírate!
nadie sigue el rayo de tus ojos
hacia la más secreta noche
cuando el claro de luna reúne
vacío y follaje, y la insignificante criatura
canta a coro con tu nombre. Disculpa
al que serás.
Avanza por nunca.

De pala
al tocar en lo hondo
la piedra
nos volvimos hermanos

-hubo
aun gusano y raíz, vivos,
de donde aún se llama, en lo más
propio.


fuiste debajo
para sostenerme, yo
encima
alcancé a entibiarte.

Broté
en lo más íntimo de una palabra y forma.
Escuché a lo que prometía estrellas, lejos
y lejos de los cielos.
A lo que sonreía muerte en hospicios de Dios.

Nadie me supo.
A través de una ausencia tuve que pasar.
Para que una palabra, donde elamor se hace señas,
pasase también
extraña y libre a los duelos del aliento.

Cien veces vacié el lugar,
vacié la palabra;
nos propinamos mutuamente blancura y serenidad.
Radiantes
se habitaron las cosas, las sosegadas
de todos los pensamientos. ?Tanto
lindaron los abismos con la luz del mundo!

Nuestra vida,
nuestra muerte, pero ?qué
remontan ellas
hasta honrar la palabra?

En torno a la inexistencia
hay también un aura,
un puro consumirse delicadamente abierto,
que en tanto nos volvemos a la muerte
resplandece para nuestra inocencia
y abre en el espacio
una línea pura.

Este privilegio del final
y este dejar encendido que no son
todavía y tal vez por siempre, nuestra vocación
pues llevamos delante de nuestras narices
el anzuelo de cualquier vida
y a la muerte sin pudor la instrumentamos
para el desvío eterno y el escarpe de Dios.

En ti y en mí
por la vida orgullosa y la muerte clara
sigue hablando lo que no es,
sigue hablando -y por la palabra invaginada
se vuelve palpable como puro abismo
y así
somos cumplidos en la irrealidad y el abandono
igual que la hierba y el animal, que al pasar
cuidan el Sí sin ilusión.

 

 

 

Pintura de José Alberto Marchi

Pintura de José Alberto Marchi

 

 

 

Esta
voluntad de la nada
que libra al árbol de convertirse
propiamente en árbol, y que
evitándolo de sí, brisa y follaje
deja al mundo en lo incompleto que canta.

Pero cuándo, desrealizándose,
cantará el hombre por lo que no es
en las direcciones abiertas
de las cosas y las criaturas
que sólo hacen sentido
abriéndose en lugar del sentido?

Ahora
llega el pensamiento
que no pensamos ni nos piensa
y que en el cauce de su decisión ausente
alarga la música de las cosas
de la cual no somos sino
sonidos sibilantes
a los que sólo el sentido transforma en guerra.

La desdicha de querer ser
y de ser ante todo y sobre todo
hasta que el signo por el que acontecemos
ya no alberga la nada, y el mundo posible
se quiebra completamente realizado.

Aún me hablas en la desaparición
me dices menos que las cosas, aúnlabras por nosotros en el no de nosotros
el margen de lo real y su álbea transparencia.

Esta nada que nos da la iniciativa
para volver a comenzar en su infinito de imágenes
donde los espacios se alcanzan por la vastedad del gesto
y los sueños prematuramente oprimidos
persisten en el claro que se abre hasta acoger.

Ustedes, que ante la estrella más visible
quisieron retener la realidad en un símbolo
aplastaron los ojos de un lenguaje extraño
hasta que pudieran las cosas ser claras y vuestras.

Pero nuestro nombre
acaso no consiste en llegar a ser inconcebible?
Nombre! Inconcebible! -Claros resultan entonces
la fuente y el cántaro, la tierra y el surco,
que se hermanan al ausente por su poder de inocencia.


Perdidos
encuentran nuestros ojos, en la infancia original
la luz del día servida al día
en que un juego de fuerzas y de música
desprevenidamente emprende
el espacio total, y el mundo no hace más
que hablarse a sí
sin que tú o yo podamos interrumpirlo.

 

 

 

por Roberto Cignoni

 

 

 

Share